top of page

BENEFICIOS DE LA ACTIVIDAD FÍSICA EN EMBARAZADAS

El embarazo es un período de cambios físicos y emocionales en la vida de una mujer. Durante esta etapa tan especial, es crucial cuidar de la salud tanto de la madre como del bebé en desarrollo. Una forma efectiva y segura de lograrlo es a través de la actividad física regular.

Según la Canadian Guideline for Physical Activity Through Pregnancy de 2019, realizar ejercicio durante el embarazo tiene una serie de beneficios significativos para las mujeres.


A continuación, exploraremos algunos de estos beneficios y las recomendaciones.


BENEFICIOS MÁS DESTACADOS


Control del peso:

  • La actividad física regular durante el embarazo ayuda a controlar el aumento de peso excesivo, lo que puede reducir el riesgo de complicaciones relacionadas con el peso, como la diabetes gestacional.


Fortalecimiento cardiovascular:

  • La actividad física aeróbica moderada fortalece el corazón y los pulmones, mejorando la resistencia y la capacidad de recuperación cardiovascular tanto durante el embarazo como después del parto.


Mejora de la salud mental:

  • El ejercicio libera endofinas que pueden ayudar a reducir la ansiedad, el estrés y la depresión, mejorando así la salud mental y el bienestar general.


Alivio de molestias comunes

  • La actividad física regular puede reducir las molestias comunes del embarazo, como el dolor de espalda, la hinchazón en las piernas y la fatiga, al fortalecer los músculos, mejorar la postura y aumentar la circulación sanguínea.


Preparación para el parto

  • Mantenerse activa durante el embarazo puede fortalecer los músculos del suelo pélvico, así como otros grupos musculares mejorar la postura y mantener libre la pelvis lo que puede facilitar el proceso de parto y acelerar la recuperación posparto.


Es importante destacar que estas recomendaciones se aplican a mujeres embarazadas sin contraindicaciones médicas específicas. Existe un listado de contraindicaciones relativas y contraindicaciones absolutas en mujeres embarzadas y ejercicio físco. Por este motivo cada mujer debe consultar con su médico o profesional de la salud antes de comenzar o modificar cualquier programa de actividad física durante el embarazo para asegurarse de que sea seguro y adecuado para su situación individual.



 

RECOMENDACIONES Estas directrices brindan recomendaciones basadas en evidencia sobre la actividad física durante el embarazo. A continuación, se presenta un resumen de las principales recomendaciones de la guía:


Recomendaciones generales

  • Las mujeres embarazadas sin contraindicaciones médicas deben acumular al menos 150 minutos de actividad aeróbica moderada a vigorosa por semana.

  • La actividad física se puede realizar en sesiones de al menos 10 minutos y debe distribuirse a lo largo de la semana.


Tipos de actividad física recomendada

  • Se recomienda una combinación de actividad aeróbica y ejercicios de fortalecimiento muscular.

  • La actividad aeróbica incluye caminar, nadar, andar en bicicleta estacionaria y aeróbicos de baja intensidad.

  • Los ejercicios de fortalecimiento muscular deben dirigirse a los principales grupos musculares y pueden incluir ejercicios con pesas.


Intensidad del ejercicio

  • La actividad aeróbica moderada a vigorosa es segura y beneficiosa para la mayoría de las mujeres embarazadas.

  • La escala de esfuerzo percibido (Borg Scale) se puede utilizar para monitorear y controlar la intensidad del ejercicio.


Precauciones y contraindicaciones

  • Se deben tener en cuenta las precauciones y contraindicaciones médicas específicas antes de comenzar o continuar con la actividad física durante el embarazo.

  • Las mujeres con condiciones médicas como restricción del crecimiento fetal, sangrado vaginal inexplorado, preeclampsia, entre otras, deben consultar a su médico antes de participar en actividad física.


Consideraciones adicionales

  • Las mujeres embarazadas deben evitar actividades físicas que puedan aumentar el riesgo de caídas o traumatismos abdominales.

  • Se recomienda una hidratación adecuada antes, durante y después de la actividad física.

  • Las mujeres embarazadas deben escuchar a su cuerpo y adaptar la actividad física según sea necesario, evitando el exceso de fatiga o agotamiento.


Estas son solo algunas de las principales recomendaciones presentadas en la Canadian Guideline for Physical Activity Throughout Pregnancy. Se alienta a las mujeres embarazadas a consultar con su médico o profesional de la salud antes de comenzar o modificar cualquier programa de actividad física durante el embarazo.


En Dona i Salut Barcelona te podemos aconsejar y dar pautas de ejercicios durante el embarazo tanto de entrenamiento, elasticidad y mobilidad pélvica como trabajo del resto de grupos musculares del cuerpo para mejorar la postura y llegar en las mejores condiciones al parto y tener un mejor postparto.



Salut pelviana!!


Si tenéis dudas podéis contactar con www.donaisalut.com


Escrito por Tània Paredes Col nº 2965

Fisioterapeuta especialista en uroginecología, obstetrícia i Fisiosexología


ref: https://csepguidelines.ca/wp-content/uploads/2020/11/4208_CSEP_Pregnancy_Guidelines_En_HR.pdf



bottom of page